El xim, xim de la pluja pica constantment a la meva finestra, les vostres històries i les meves allunyen els núvols i fan que com avui llueixi el sol en aquest blog...

jueves, 1 de julio de 2010

EL VACIO




Estaba allí,
aguardando detrás de mi
silencioso, casi tenue,
agarrándose a mi sombra
retorciendose en sus miedos
buscando lo que no había de hallar.
Allí lo encontré,
casi oculto,
casi temeroso,
pero siempre decidido a hundir sus garras.
Se hizo aliado del paso del tiempo,
se unió a la deseperanza y creció,
volvió a abrir sus alas,
para atraparme,
y robarme la eternidad.
Déjame al menos con estas palabras ahuyentarte,
permíteme que luche en vano contra ti,
pero se que es una batalla que no existe,
quizás esté solo en mi.

2 comentarios:

  1. Les paraules sempre ajuden a fer fugir les boires.
    Poema amb intensitat!

    ResponderEliminar
  2. Un bon poema, Natàlia, enhorabona per haver obert aquest blog. T'aniré seguint, guapa!

    ResponderEliminar

Aquells que han passejat sota el xim,xim de la pluja d'històries